Mi Hilo Rojo

Así pasaron los días e inclusive las semanas y no volví a verlo aunque sabía perfectamente que era cuestión de tiempo volver a cruzar nuestros caminos. En un Planeta tan pequeño cualquiera se vuelve a encontrar.

Éste es un mundo de constantes cambios, en un parpadear de ojos la tecnología te absorbe y si no te acoplas, te quedas obsoleto.

Y de repente….

¿Qué?… ¿Una notificación?

A de ser algún otro Patético sin remedio… Sí, eso fue lo que paso por mi mente en esos instantes pero para mi sorpresa al ver mi móvil pude ver su nombre…

Noah ha comenzado a seguirte… ¿Qué?…. ¿Noah?

En ese momento mi lado femenino se apodero de todo mi cuerpo y me hizo parecer una estúpida e ingenua mortal. Rápidamente abrí el app para poder quitarme esa estúpida curiosidad humana.

y… Sí, como podrán adivinar Noah era nada más y nada menos que aquel chico que me robo se puede decir que la calma esa noche. Sé que sonará muy tonto pero sentí como todo mi cuerpo subía de temperatura como si estuviera ardiendo en fiebre.

Pero… ¿Qué pasa conmigo? No…. Yo no puedo pasar por esto y menos con un ser tan insignificante como el… aunque no se ve nada mal la verdad…pero… ¡No!

Sí, señores o más bien chicas adolescentes y enamoradizas que pierden su tiempo leyendo historias de amor ficticias. Ahí estaba yo, mirando las fotos y regalando corazones como una tonta pero créanme el chico no se veía nada mal.

Después de una semana de intercambio de corazones y esas cosas que a la gente común le gusta hacer en lugar de convivir decidí ir a un evento de música en aquel antro que tanto me gustaba; Definitivamente necesitaba salir a bailar un rato.

Llame a las chicas, nos arreglamos y nos fuimos de fiesta. Al fin y al cabo la noche es joven cuando eres inmortal.

Llegamos y la fila estaba muy larga pero obvio que cuando tienes encantos demoniacos no necesitas hacer filas, además los de la puerta del antro eran muy amigos míos.

Botas altas de cuero negro, un short rojo ceñido al cuerpo, un bustier negro de encaje y una chaqueta de cuero con cierres plata; todo una rock star. Siempre he pensado que cuando una chica sale debe hacerse notar aunque la verdad, creo que no necesito de esas cosas ya que mi creador me había dotado de muy buenos dones y atributos.

Que puedes esperar de una chica alta de piel canela, cabello largo y castaño, ojos claros y cuerpo delgado.

Saludamos a los chicos de la entrada y entre quejas y malas caras pasamos. Para ser las 11:00 p.m. no estaba tan lleno, supongo que se llenará cuando empiece a tocar la banda invitada.

Nos dirigimos a la barra, saludamos a los chicos del bar y observamos el área en general. De una a una fueron encontrando sus víctimas de la noche o como yo les llamaría; la diversión del momento. Zoe mi roomate, me pregunto si estaba bien dejarme sola un rato, a ella le encantaba coquetear con el bailarín de la jaula.

A veces, no entiendo como puedo salir con Zoe al final siempre hay que sacarla de apuros y cuidarla de los depredadores; pero bueno eso pasa cuando te juntas con mortales aunque Zoe lo valía, ella era diferente.

Podría hablarles toda la noche de Zoe pero…. Enfoquémonos y volvamos a nuestro entorno. La gente, la música alta y la banda preparándose para su presentación… Seguir leyendo “Mi Hilo Rojo”

Destino tú.

Átame fuerte y no me sueltes, hazme sentir que puedo volar muy alto y quítame el miedo a caer. Bésame, bésame hasta llegar a lo profundo de mi alma donde nadie ha podido explorar.

Haz que mi cuerpo tiemble al susurrarme al oído, has que mi corazón pueda latir descontrolado con sólo oler tu perfume; quítame el miedo a confiar y ayúdame a no dudar.
Penetra mi alma, vence mis demonios… ¡No tengas miedo! No te quiero lastimar.

Lucha por mí aunque yo te aleje, quédate a mi lado aunque sientas que no quiera verte.
No dejes que nuestro hilo se rompa, flotemos con el viento hacia la atmósfera y la nebulosa, quítame el aliento pero que sea por tus besos; bésame en el alma y borra mis malos recuerdos.

Sueña conmigo, imagina tu futuro, agarra fuerte mi mano y vámonos muy lejos. No creas en el entorno porque es muy traicionero y cree en que te quiero cuando te lo digo entre besos

Mi Hilo Rojo

Casualidad, Coincidencia o Destino…

Así fue como sucedió y en realidad es algo que no esperaba.

Esa noche nuestros ojos se encontraron en medio de la muchedumbre y logramos detener el tiempo durante unos segundos. Todo corría en cámara lenta…

¿Será que las personas pueden notar lo que está pasando?

Caminé hacia ti sin quitar mi mirada de tus ojos, el mundo a nuestro alrededor había pasado a segundo plano; como si no estuviéramos realmente ahí.

 ¿Qué clase de humano eras? ¿Cómo podías notar a un demonio como yo?

Entre en razón y salí de aquel transe en el cual estaba. El tiempo volvió a su curso, la gente bailaba y la música sonaba en tal volumen que hacía que no escucharas nada. Pero “Yo” podía escucharlo todo, sentir cada vibración y oler cada aroma de aquel lugar.

No tenía planeado cruzarme contigo, un demonio como yo no tenía tiempo para jugar con humanos… Ya me había aburrido de eso y para mí el amor no era algo esencial. En mi mundo las cosas funcionaban diferente… Sí, todas estas cosas de jerarquías y rangos que en ocasiones me aburrían y ahí era cuando decidía aventurarme a jugar con un par de humanos indefensos. Aunque no siempre era yo la que jugaba con ellos.

Pasé de Ángel a Demonio de una manera tan absurda y ahí es donde me di cuenta que no valía la pena arriesgar tus alas por los humanos porque sino terminarías como Yo; Una desterrada destinada a vivir entre las sombras durante toda su eternidad.

Pero volvamos a nuestro asunto…

Realmente no logro entender porque a los humanos les gusta frecuentar lugares en donde sus almas o vidas corren peligros, es como si realmente no tuvieran conciencia o ….

¿Será que les gusta sentir la adrenalina?

Ah es cierto ellos no tienen la capacidad de ver o sentir nuestro mundo… para ellos somos simples humanos …como ellos.

Esa noche seguí en lo mío mientras lo observaba de lejos… ¿Qué extraño? ¿Por qué me despierta curiosidad? Al final logre olvidarme de ese asunto y después de horas decidí marcharme a casa…

 

Me perdí en tus ojos

Agarre mis maletas decidida a cambiar y empezar a vivir una nueva y mejor vida.

Nunca pensé que en mi camino me volvería a encontrar con esos pequeños ojos morenos que hace algunos años enloquecían mi mundo.

No soy la misma y tú tampoco pero aunque el juego es más peligroso, ahora sí soy consciente para armar mis estrategias. Hay días que me olvidó que solo es un juego y me pierdo en tu mirar.
Quisiera poder perderme en tus ojos e irme a vivir en ellos, escribir miles de versos junto al mar y a tu lado siempre despertar.

Esto me haces, tú me dominas, me haces sentir cosas distintas. Esto me gusta y aunque eres más que un bien, mi agonía; contigo quiero pasar mis días.

Vete con ella pero piensa en mí, vive con ella pero vive por mi; no soy egoísta hoy yo te comparto y aunque es incorrecto no me importa.

Tu despiertas mi lujuria, mi perversion y contigo quiero experimentar los más oscuros deseos de tu mente. Domíname, conquístame que en tus ojos esta noche me pierdo yo. 

Me quitas el sueño, me inspiras poesía, te extraño y te quiero aunque sé que no te tengo.

No serás mío y no seré tuya pero verte a los ojos me apacigua y me endulza. 

El que se enamora Pierde

El que se enamora pierde… Así dijo aquella joven desilusionada después de sufrir una ruptura.

Saber que estás perdiendo al que creías que era el amor de tu vida, esa persona con la cual planeabas despertar cada mañana hasta el día de tu muerte. Esa persona que elegiste y que envolvió tu mundo, mundo que en menos de tres segundos se derrumbó por completo al saber que se marchaba.

¿Por qué nuestros cerebros juegan cruelmente con nosotros?

hace que duela el pecho haciéndonos sentir un gran vacío (Vacío que ya conocen) no eres nuevo en esto. No soy nueva en esto.

Sí, así son las desilusiones. Un gran tanque de agua fría que nos cae del cielo sin avisar… no estamos preparados para esto, aunque lo deseemos. Nunca estaremos preparados para soportar ese intenso dolor.

¿Cómo no enamorarnos?

Desde que he ido superando mi propia ruptura sin la intención de buscar un nuevo amor, he aprendido a dejar ir algunas cosas y madurar… Eso he hecho cerrar las puertas de mis sentimientos y divertirme.

¿Acaso eso es malo?

si estoy vulnerable y lastimado…

¿Por qué debería buscar otra persona para amar? Lo que haría es amarla hipócritamente, no quiero amar así.

En ocasiones, creo fuertemente que no me volveré a enamorar. Estoy consiente que el amor es algo que no decidimos o controlamos. Hay estudios que hablan de cuanto le toma a las personas enamorarse y me llegan muchas dudas al respecto.

Veo a hombres que dicen amar a su esposa o novia siendo infiel y me pregunto ¿si la amas por qué le eres infiel? La respuesta es sencilla, simplemente no la amas.

Cuando eres infiel es porque tu pareja no te da lo que tú esperas o buscas en ella (no soy una experta en el tema) Una persona enamorada ve a su pareja perfecta y sin defectos (aunque los tenga)

El que se enamora pierde… ¿Por qué pierdes? ¿Qué perdemos?

puedes llegar a perder si te entregas por completo y tu pareja no (siempre hay una persona que ama más) pero que tan cierto puede llegar a ser eso que dicen de:

“Quédate con la persona que te ama y no con la que amas”

¿No es algo egoísta?

Si te enamoras…  pierdes pero si los dos se enamoran mutuamente pueden llegar a ganar muchas cosas.

 

El beso de la muerte

Ella ansiaba volverlo a ver.

Día a día enloquecía en su habitación esperando su regreso. Pasaron días, meses, años y ella ya no era la misma.

Su piel se palideció, sus ojos se adaptaron a la oscuridad de su cuarto, su cuerpo delgado y frágil se encontraba tirado en el suelo. Suelo mugriento y triste.

Sus labios eran veneno, veneno como de serpiente mortal pero sólo él era capaz de soportar ese veneno, sólo él estaba hecho para besar sus labios y hacerla feliz.

Se miraba en ese espejo roto y peinaba su oscura y larga cabellera. Veía su foto y gritaba en llantos.

¿Por qué si somos el uno para el otro no estamos juntos? 

¿Por qué el destino era malvado he injusto?

Quiero verte, Le decía a esa vieja foto.

Quiero sentir tus manos deslizando sobre mi cintura, quiero ver esos ojos marrones y tu piel morena; sentir tu perfume, tu esencia.
Quiero perderme en el más oscuro de tus deseos que absorbas mi alma con tus besos… Quiero tus besos.
Cerré mis ojos y trate de beber el veneno de mis labios, si no es contigo no quiero vivir más… pero todo eso fue en vano, caí dormida entre mi llanto.
Aún recuerdo tu voz y hace que el corazón se me acelere, es como ir cayendo de un precipicio pero en vez de morir agarras vuelo al infinito.

Escucho pasos entre mis delirios, se abre la puerta, la luz me hace daño. 

¿Eres tú? Cuánto has cambiando…

Patricia… 

Si no eres tú no beses mis labios no quiero que mueras.

Patricia… ¿Cómo no besar esos labios que me llenan de deseo y vida?

Aquí estoy, soy yo… Regresé para estar a tú lado.

Abrí mis ojos y él ya no estaba.

Lloré tanto al saber que con otra se encontraba y que el destino hoy me traicionaba. 

Nos cansamos 

Nos agotamos de hacernos los fuertes, no podemos mostrar una sonrisa en todo momento.

A veces, el espíritu se pone gris y la luz interior se va apagando.
¿Qué hacemos cuando necesitamos reactivar esa luz?

Queremos no pensar, llorar, gritarle al mundo un millón de cosas e inclusive dejar de existir.

Así hago yo….

Lloro, aunque siendo sincera odio hacerlo pero como evitar no llorar si ya tu alma no puede con tanta agobio. Me duele y mucho; es como un vacío, un agujero negro que se va comiendo todo mi ser y va destruyendo cada parte de mi.

¿Cómo luchar contra ese vacío?

No sé como podría luchar contra algo que no puedo identificar, sólo siento que me aprieta el pecho, me falta el aire y me duele mucho; como si me fuese a dar un paro al corazón.

Nos cansamos de sufrir, de vernos vulnerables, de sentir  ese dolor agobiante que ataca cuando creemos que estamos bien y felices.

Quiero apagar las voces en mi cabeza que hacen que me odie, esas voces que me tumban hasta lo más profundo del agujero sin poder ver nada.

Pero luego sale una pequeña luz y una voz que me dice que si puedo, que estar cansada es natural (somos humanos) 

Esa voz que alivia el dolor de mi corazón, que aplaca mis demonios y consuela mi alma. Me hace volver a respirar con naturalidad y vuelvo a ser yo.

A veces nos cansamos y duele pero si no doliera no valdría la pena.

Rara enfermedad… Soy Artista

Al parecer hoy me han diagnosticado una terrible enfermedad, todos tratan de no contraerla pero es igual que cuando dicen que eres homosexual… uno no se contagia, uno no lo elige. Simplemente uno nace con eso.

No me culpen, no fui yo quien decidió ser así… simplemente nací así y traté de ocultarlo toda mi vida. Crecer con miedo a ser rechazada por querer ser y hacer lo que soy no es vida; siempre quise ser libre y salir a disfrutar de las cosas.

Mis padres siempre quisieron que fuera una gran cirujana pero notaron que algo no andaba bien conmigo cuando jugaba sola en mi cuarto. Ellos decían que no era normal una niña que bailaba, cantaba y hablara sola frente al espejo.

¿No lo entienden?  No estaba loca. Yo estaba creando escenas y música en esa habitación.

Crecí… y aunque en el colégio no fui muy popular y tuve que soportar los acosos e insultos por pertenecer al grupo de Teatro, igual lo acepté. Cada vez que estaba arriba del escenario cerraba mis ojos, respiraba profundo y podía sentirme plenamente feliz.

¿Has sentido esa felicidad?

Deje atrás el miedo y acudí a mis padres. Les confesé que quería ser actriz, qué quería dedicarme a la música y al arte.

eso fue todo…

recibí la golpiza de mi vida, me dijeron que estaba loca y me mandaron al psiquiatra.

¿Acaso nadie puede entenderme?

Me diagnosticaron la enfermedad del artista. Enfermedad que no tiene cura.

El doctor le explicó a mi familia que de ese momento en adelante pasarían muchas cosas y lo mejor que podían hacer  era apoyarme porque no me quedaba mucho tiempo con ellos. Presentaría diversos síntomas como:

  1. Frustración
  2. Depresión
  3. Ansiedad
  4. hambruna
  5. Escasez monetaria

Y en casos graves:

  • Falta de humildad y Ego alzado.

Mi madre llorando le pregunto al doctor si se podía hacer algo pero él volvió a repetir:

“Lo mejor es que la apoyen o la perderán”

Así es como emprendí mi largo viaje lleno de sacrificios y dolencias en este mundo pero no me importaba porque yo era feliz, poder cantar y actuar aunque fuera gratis en un pequeño escenario era más que suficiente para mí.

hoy en día sigo mi camino, a veces lloro pero otras veces lo disfruto mucho.

soy feliz de tener esta enfermedad, soy feliz de “SER ARTISTA”

Desnuda

 
Despojé mi cuerpo de sus vestimentas; Este cuerpo lleno de complejos, inseguridades e imperfecciones.

Te aprendiste cada detalle cómo si yo fuera un mapa… Y eso fuí, el mapa de tus aventuras.

Caminé desnuda y sedienta a lo largo de el desierto con una venda en mis ojos. No tenía miedo, en tí confiaba.

Mientras caminaba el sol quemaba mi piel blanquecina y la ponía dorada… Me dolía pero no me importaba.

Caminé desnuda bajo el sol del desierto y cada paso que daba hacía brotar sangre de mis pies cansados y adolorídos; y con mis ojos vendados seguí caminando sin temor alguno porque yo en tu amor confiaba.

En la noche escuchaba a los lobos aullar a la luna, mis oídos eran mi mejor herramienta al no poder ver; Me adormitaba con los cantares de esos lobos en la noche.

Hoy sentí miedo, mi cuerpo desnudo estaba muriendo. Tenía sed y estaba lastimado, aún no podía ver pero la duda y el espíritu me gritaban… “Levántate y no mueras”

Empecé a buscar en mi interior, poco a poco me despojé de inseguridades y complejos que tenía hacia mi cuerpo desnudo. Ya no quería confiar en tí….

Yo quería confiar en mí.

La magia del desierto me trajo lluvia y con ella hidraté mi cuerpo sucio, mal oliente, gastado, cansado y lastimado. Tomé valor y me quité la venda.

El sol quemó mis ojos, tanta luz me dejó ciega pero ya no era la misma ceguera que tú me hiciste vivir.

Estoy amándo mi cuerpo,mi alma y aprendiendo a confiar en mí. Tú te fuiste volando con aquella venda, ya mi cuerpo no dependía de tí.

Este amor que siento hoy es diferente, este amor es hacia mí y no volveré a creen en un “no puedo” porque sé que soy capaz de muchas cosas ahora que mi cuerpo desnudo no me acompleja.

Ahora mi alma corre libre por el desierto.

Se casó con el mar

Yo lo amaba… ¿por qué?
Porque él me hizo sentir todo y nada cuando apenas era una niña inocente.

Porque él me hizo sentir el amor, un amor tan real y puro que no volví a sentir por nadie.

Lo esperaba con ansias cuando se embarcaba, esperaba su llamada. Solo quería saber que estaba bien.

Siempre supe que no era mío aunque con sus palabras me decía lo contrario. Llegué a ver lo mejor y peor de él pero no me importaba… Yo lo amaba.

Mi amor era puro, no me importaba nada. Sabía que era prohibido, dañino e ilegal. Yo solo quería sentir su perfume, sus labios y su piel.

Él nunca me eligió…

Todo fue tan prohibido y a destiempo, nunca pudimos vivir ese amor y pasión que tuvimos uno por el otro. Las olas siempre fueron celosas de lo nuestro y al final… Él se casó con el mar.

Yo era el día y él eligió la noche, yo era la tierra y él eligió las olas. Lo único que compartíamos era la luna cómplice de nuestro amor.

Tantos amaneceres escuchando tu voz pero siempre tan lejano, no es tu culpa, yo lo sabia y no lo acepte. Nunca fuiste para mí.

Pero aunque te casaste con ese mar nocturno y me dejaste como a “la loca del muelle de san Blas” puedo llevarme a esta tumba todos los buenos recuerdos.

Tus besos, las llamadas, los amaneceres, el olor de tu perfume que me enloquecía, tu sonrisa, tus malos vicios. Todo lo llevo conmigo.

Marino…

Vive siempre feliz mi amor eterno.