Mi Hilo Rojo

Así pasaron los días e inclusive las semanas y no volví a verlo aunque sabía perfectamente que era cuestión de tiempo volver a cruzar nuestros caminos. En un Planeta tan pequeño cualquiera se vuelve a encontrar.

Éste es un mundo de constantes cambios, en un parpadear de ojos la tecnología te absorbe y si no te acoplas, te quedas obsoleto.

Y de repente….

¿Qué?… ¿Una notificación?

A de ser algún otro Patético sin remedio… Sí, eso fue lo que paso por mi mente en esos instantes pero para mi sorpresa al ver mi móvil pude ver su nombre…

Noah ha comenzado a seguirte… ¿Qué?…. ¿Noah?

En ese momento mi lado femenino se apodero de todo mi cuerpo y me hizo parecer una estúpida e ingenua mortal. Rápidamente abrí el app para poder quitarme esa estúpida curiosidad humana.

y… Sí, como podrán adivinar Noah era nada más y nada menos que aquel chico que me robo se puede decir que la calma esa noche. Sé que sonará muy tonto pero sentí como todo mi cuerpo subía de temperatura como si estuviera ardiendo en fiebre.

Pero… ¿Qué pasa conmigo? No…. Yo no puedo pasar por esto y menos con un ser tan insignificante como el… aunque no se ve nada mal la verdad…pero… ¡No!

Sí, señores o más bien chicas adolescentes y enamoradizas que pierden su tiempo leyendo historias de amor ficticias. Ahí estaba yo, mirando las fotos y regalando corazones como una tonta pero créanme el chico no se veía nada mal.

Después de una semana de intercambio de corazones y esas cosas que a la gente común le gusta hacer en lugar de convivir decidí ir a un evento de música en aquel antro que tanto me gustaba; Definitivamente necesitaba salir a bailar un rato.

Llame a las chicas, nos arreglamos y nos fuimos de fiesta. Al fin y al cabo la noche es joven cuando eres inmortal.

Llegamos y la fila estaba muy larga pero obvio que cuando tienes encantos demoniacos no necesitas hacer filas, además los de la puerta del antro eran muy amigos míos.

Botas altas de cuero negro, un short rojo ceñido al cuerpo, un bustier negro de encaje y una chaqueta de cuero con cierres plata; todo una rock star. Siempre he pensado que cuando una chica sale debe hacerse notar aunque la verdad, creo que no necesito de esas cosas ya que mi creador me había dotado de muy buenos dones y atributos.

Que puedes esperar de una chica alta de piel canela, cabello largo y castaño, ojos claros y cuerpo delgado.

Saludamos a los chicos de la entrada y entre quejas y malas caras pasamos. Para ser las 11:00 p.m. no estaba tan lleno, supongo que se llenará cuando empiece a tocar la banda invitada.

Nos dirigimos a la barra, saludamos a los chicos del bar y observamos el área en general. De una a una fueron encontrando sus víctimas de la noche o como yo les llamaría; la diversión del momento. Zoe mi roomate, me pregunto si estaba bien dejarme sola un rato, a ella le encantaba coquetear con el bailarín de la jaula.

A veces, no entiendo como puedo salir con Zoe al final siempre hay que sacarla de apuros y cuidarla de los depredadores; pero bueno eso pasa cuando te juntas con mortales aunque Zoe lo valía, ella era diferente.

Podría hablarles toda la noche de Zoe pero…. Enfoquémonos y volvamos a nuestro entorno. La gente, la música alta y la banda preparándose para su presentación… Seguir leyendo “Mi Hilo Rojo”

Anuncios

Mi Hilo Rojo

Casualidad, Coincidencia o Destino…

Así fue como sucedió y en realidad es algo que no esperaba.

Esa noche nuestros ojos se encontraron en medio de la muchedumbre y logramos detener el tiempo durante unos segundos. Todo corría en cámara lenta…

¿Será que las personas pueden notar lo que está pasando?

Caminé hacia ti sin quitar mi mirada de tus ojos, el mundo a nuestro alrededor había pasado a segundo plano; como si no estuviéramos realmente ahí.

 ¿Qué clase de humano eras? ¿Cómo podías notar a un demonio como yo?

Entre en razón y salí de aquel transe en el cual estaba. El tiempo volvió a su curso, la gente bailaba y la música sonaba en tal volumen que hacía que no escucharas nada. Pero “Yo” podía escucharlo todo, sentir cada vibración y oler cada aroma de aquel lugar.

No tenía planeado cruzarme contigo, un demonio como yo no tenía tiempo para jugar con humanos… Ya me había aburrido de eso y para mí el amor no era algo esencial. En mi mundo las cosas funcionaban diferente… Sí, todas estas cosas de jerarquías y rangos que en ocasiones me aburrían y ahí era cuando decidía aventurarme a jugar con un par de humanos indefensos. Aunque no siempre era yo la que jugaba con ellos.

Pasé de Ángel a Demonio de una manera tan absurda y ahí es donde me di cuenta que no valía la pena arriesgar tus alas por los humanos porque sino terminarías como Yo; Una desterrada destinada a vivir entre las sombras durante toda su eternidad.

Pero volvamos a nuestro asunto…

Realmente no logro entender porque a los humanos les gusta frecuentar lugares en donde sus almas o vidas corren peligros, es como si realmente no tuvieran conciencia o ….

¿Será que les gusta sentir la adrenalina?

Ah es cierto ellos no tienen la capacidad de ver o sentir nuestro mundo… para ellos somos simples humanos …como ellos.

Esa noche seguí en lo mío mientras lo observaba de lejos… ¿Qué extraño? ¿Por qué me despierta curiosidad? Al final logre olvidarme de ese asunto y después de horas decidí marcharme a casa…